24 de abril de 2018

Crónica de equipo vikingo


Nuevamente traigo para ustedes otra interesante traducción en busca de ofrecer buenos textos que ayuden a mejorar la calidad de la recreación histórica vikinga en el contexto hispanoamericano. 

En esta ocasión se trata de una crónica de la reconocida recreadora noruega Ingrid Galadriel Aune Nilsen, en la que cuenta cómo fue su proceso desde que comenzó en el mundo de la recreación hasta el día de hoy, además de ofrecer una serie de consejos sumamente útiles para tener en cuenta en nuestro trabajo.

La traducción fue autorizada por la autora. El texto original puede encontrarse aquí.

*******************************************

Como cualquier recreador y entusiasta de la “historia viviente”, he pasado por diferentes etapas de desarrollo, todas ellas caracterizadas por una variedad de elecciones estéticas, prácticas y económicas.

Desde tela sintética verde y camuflar equipo moderno, hasta lana tejida a mano y ausencia de comodidades contemporáneas.

Presentando: Crónica de equipo vikingo de Ingrid. 
___________________________________________

Este blog está hecho a petición:

“¡Hola Ingrid! Me gustaría saber ¿cómo comenzó todo? ¿cuál fue el primer objeto vikingo que necesitaste? ¿cómo te veías en tu primer traje vikingo? ¿qué has aprendido en tu trayectoria?”



___________________________________________

¿Cómo comenzó?
Con hombres apuestos, tatuajes y coqueteo.

Y haciendo Larp.

Había estado estudiando teatro y hecho Larp por algunos años, así que mi voluntad para ataviarme, emborracharme y vivir una vida más simple ya estaba allí.

Cuando visité mi primer evento vikingo me enamoré de la atmósfera y de la atención que recibí por mi largo cabello rubio. Tenía poco interés en la historia o en la artesanía. Simplemente amaba sentarme alrededor de la fogata a entonar canciones y conversar con las personas.

Los primeros vikingos que encontré fueron los Jomsvikings, del Reino Unido. Nunca antes me había topado con espíritus tan salvajes y libres. Ellos lograron inspirarme y sacar una faceta oprimida de mi personalidad. Consiguieron engancharme en los aspectos sociales de la historia viviente. Estaba intrigada y quería más.


Algunos de estos vikingos siguen siendo mis amigos hoy día, y hemos compartido juntos algunos momentos espectaculares.

Sobre este tema trato más profundamente en mi Ted-talk.
___________________________________________

¿Cuál fue el primer objeto vikingo que necesitaste?
Mi primer objeto vikingo fue un vestido de lino (Serk).

Desearía poder decir que fue un collar u otra joya costosa e inútil. Eso hubiera sido una mejor historia. Pero tuve suerte y me orientaron.

Fabriqué el Serk de lino en un curso de costura para adolescentes ofrecido por algunas artesanas locales. Debido a que el curso era patrocinado por el gobierno (Noruega <3), la tela era lino de alta calidad. El patrón fue sacado de algún libro y el vestido resultó muy bien, bastante holgado y grande.

Además de un delantal verde. Fue un trabajo de costura de última hora hecho con la ayuda de un amigo. Fue fabricado de una tela verde sintética.

Recuerdo haber encontrado la tela en un mercado de pulgas. Llamé a mi amiga más experimentada, Heidi, y le pregunté si la tela estaba bien para usarla con un vestido vikingo.

Ella aceptó a regañadientes.

Sin embargo, ¡me aferré a este vestido durante años! Seguí yendo a eventos con él, pasándolo muy bien. Era mi "traje vikingo".

Al fin y al cabo, era todo de lo que disponía y no contaba ni con las habilidades ni el dinero para hacer uno nuevo.
___________________________________________
¿Cómo te veías en tu primer traje vikingo?
En 2007, aproximadamente, comencé a asistir a diferentes eventos en Escandinavia. El viajar significaba que necesitaba más cosas para mi equipo; un simple vestido ya no era suficiente, pues ahora me enfrentaba a los desafíos del clima y el acampar.

Para aprender el verdadero valor de la lana, necesitas pasar unas cuantas noches “ahí fuera”.


Esta imagen es del 2007. Eric, Alban y yo, sentados en la tienda de campaña de Alban en Foteviken, Suecia.

Estoy usando un vestido de lana roja que fabrique a partir de unas alfombras viejas. La piel alrededor de mis hombres (¡bah!) está hecha de un viejo abrigo de mi abuela.

Como pueden ver, para este entonces había adquirido alguna joyería…

Ni una sola pieza de la joyería que estoy utilizando en esta foto es réplica de algún hallazgo. Se trata de joyas que hallé en mercados de pulgas y en la caja de joyería de mi madre, la cual escondía porque contenía unas horribles piezas de los 70’s.

Creo que no sabía ni me importaba la diferencia. Tan solo estaba pasando un buen rato, tratando de verme similar para encajar.
___________________________________________
¿Qué has aprendido en tu trayectoria?
1. Motivada por la vergüenza
Conocer a Alban, un recreador mucho más experimentado, cambió parte de mi motivación. Él me hizo sentir “la vergüenza” de no contribuir, o más bien, la vergüenza de contribuir a la escena con herejías. Además, creo que mis mediocres esfuerzos lo molestaron un poco a nivel personal. Él es un verdadero esteta y perfeccionista, por lo cual tenerme a su alrededor en mi lamentable traje rompía su ilusión e inmersión.

No solo estaba completamente desinteresada en los aspectos históricos y arqueológicos de la “historia viviente”, sino que también era una terrible artesana.

Al incluirme y darme buenos y precisos comentarios, Alban me inspiró a esforzarme más.

Recuerdo cuando compré mi primera banda tejida en telar de tablillas con él. Luego me mostro cómo sujetarla a mi vestido. También me ofreció enviarme materiales y artículos.

Tuve suerte de encontrarlo a él y otros mentores.


¡Y esto es lo que hice en 2008! ¡Estaba tan orgullosa!

Un vestido de lana azul (en esta ocasión compré la tela), con una decoración de piel sobre el busto.

Cintas azulas en telar de tablillas unidas a un Serk hecho de seda cruda.

Esto fue cuando pensaba que la seda cruda era incluso más auténtica que el lino. Me pregunto de dónde habré sacado esta idea…

En el evento en el cual se tomó esta foto conocí a algunos vikingos polacos. Se rieron de mi vestido. Esto me molestó tanto que tuve que hacerme uno nuevo.
___________________________________________
2. Copiar el trabajo de otras personas
En 2009 descubrí el trabajo de Nille Glæsel.

Nille fue la primera artesana textil vikinga en Noruega en tener un blog en el cual publicaba imágenes de su trabajo y compartía sus experiencias. Esto fue bastante inspirador.

Sin embargo, continuaba sin tener un interés real en la historia o la arqueología, por lo cual solía principalmente observar fotos y tratar de hacer copias.

Aun así, mi interés por la artesanía y la estética vikinga había crecido. Eso es lo que pasa cuando sales con dandies como Alban.

Así que durante los años que siguieron tomé varios cursos de nalbinding, tintura con plantas, y costura. Realicé mi primera búsqueda por tela real y fabriqué un nuevo vestido vikingo.




El abrigo que estoy utilizando en la imagen de encima es un buen ejemplo de cómo usaba a otros recreadores como fuentes.

En un evento vi un abrigo que realmente me gustó. No conocía a la mujer que lo usaba y se sentía raro hacerle cumplidos a ella y su abrigo, además de hacerle preguntas sobre él.

En vez de esto, observé incómodamente su abrigo cada vez que estaba cerca.

Más tarde realicé una copia de su llamado abrigo de Birka. Fue hecho a partir de mi memoria visual.
___________________________________________

3. Esconder y disimular equipo y comida moderna
Esa bolsa plástica de comida y cerveza oculta en tu tienda debajo de una manta.

La lata de cerveza disfrazada en una mochila de nalbinding.

Un bolso grande para mi billetera, celular y tabaco.

Es gracioso cómo durante mis primeros años como recreador encontraba formas inteligentes y creativas de ocultar y disimular las “necesidades” modernas.

Creo que es una cuestión de cambiar tu cerebro, de ajustarse al estilo de vida vikingo buscando soluciones y alternativas con las cuales remplazar las ayudas modernas. Me tomó algunos años aprender como preservar alimentos para acampar o hacer excursiones para no tener la necesidad de una bolsa refrigeradora. Deshacerme de esta bolsa, las latas de cerveza y las botellas de agua fue un gran paso.

Esto también me sirvió para añadir 1000 objetos a mi equipo.

En años recientes la lista de objetos se ha reducido a unos pocos elementos básicos.

Tantos cambios en mi forma de pensar. Aprender cómo sobrevivir y viajar con menos, cómo lidiar con las bacterias, dormir en el suelo.

Viajar sin una tienda de campaña, una cama, y todas las “versiones vikingas de facilidades modernas” que encontrarías en una casa actual.



___________________________________________

Para resumir:
·         “La regla dorada de los tres”. A cada nuevo recreador le toma por lo menos tres años resolver su situación. A todos estos se les debe permitir este período de tiempo para organizar su equipo por sí mismos y / o con alguna guía. Es importante cometer tus propios errores para crecer.

·         Usar fuentes originales cuando reconstruyes o te pones creativo. No utilizar a otros recreadores como fuentes. Observa a otros e inspírate. Atrévete a ser curioso, crítico, y a realizar preguntas.

·         Mantente cómodo y cálido. Haz un equipo que sea acorde y te permita hacer las cosas que las gentes del pasado hacían. En muchos de mis vestidos es imposible trabajar, pero se ven bastante bien y puedo caminar posando en ellos.

·         No adornes en exceso tu equipo hasta que tengas lo básico. Sé que un gigante martillo de Thor en plata se ve bastante tentador, pero porfavor, comienza con una túnica, pantalones y zapatos de cuero.

·         No finjas ser rico. La mayoría de las personas en el pasado eran sucias y se veían igual. Así mismo debes lucir, o cuando menos, vestir tu riqueza (Descargo de responsabilidad: Durante “la regla dorada de los tres” puedes fingir ser tan rico como quieras. Hazte trajes con lana azul en tejido diamante, ropa interior de fantasía y joyas fantásticas. Recuerda tomar muchas fotos épicas de ti mismo).

·         Usualmente la “manera más complicada” es la mejor manera. Aun así, esto no significa que no aprendas de la “manera fácil” de hacer las cosas. Realizar la investigación y fabricar a mano tu equipo es costoso y toma tiempo. Comprar algo online o un evento es una forma rápida que te quitará el valioso aprendizaje. En ambos casos: no compres ni fabriques cosas solo. Hazlo con alguien que te aconseje.
¡Oh, la cantidad de dinero que he gastado comprando equipo vikingo inútil! Experiencias dura y costosamente aprendidas.

·         Mantelo simple. Tal y como un vikingo común lo haría.
___________________________________________

Mi crónica está lejos de terminar, y estoy segura de que tengo mucho por aprender y descubrir.

¡Disfruta la vida vikinga!

XoXo Ingrid

23 de enero de 2018

Experiencias en la construcción de escudos vikingos

Como ya lo he dicho en otras oportunidades, uno de los principales problemas de los recreadores latinoamericanos es no poder contar con los materiales idóneos para la fabricación de diferentes productos, como sí pueden hallarse en los países europeos o en Estados Unidos. De allí que sea necesario aventurarse muchas veces a la práctica del ensayo y error hasta dar con resultados satisfactorios. El caso de los escudos, y aclaro, los escudos para combate, es uno de estos. Por ello, quiero ofrecer mi experiencia en este tema para que pueda servir de ayuda a quien lo necesite.

Escudos históricos y reconstrucciones para combate. Una nota aclaratoria.
Los escudos de la Era Vikinga tenían un tamaño de alrededor de 80 a 90 cm de diámetro. Estaban construidos con varias tablas unidas, cuyo grosor usualmente variaba entre los 6 y 10 mm, aunque disminuía conforme se acercaba al borde. Su superficie estaba cubierta con tela o cuero para preservar la madera. El borde estaba protegido por cuero, y en ocasiones, por decoraciones en bronce. La manija por lo general era casi del tamaño del diámetro del escudo y podía llevar cuero en la parte en donde se agarraba. Por su parte, los umbos tenían un diámetro de alrededor de 15 cm, y un grosor de entre 3 a 5 mm en la parte superior. (Para información mucho más detallada puede consultarse: http://members.ozemail.com.au/~chrisandpeter/shield/shield.html)
Escudo hallado en Trelleborg, Dinamarca.
Sin desconocer la evidencia histórica y arqueológica, como recreadores históricos, y especialmente como asiduos combatientes que entrenamos por lo menos una vez a la semana, debemos ser conscientes que fabricar un escudo con todos los parámetros correctos, aunque sería una experiencia sumamente provechosa, no justifica la cantidad de trabajo, material y dinero invertido en un objeto que utilizamos para combatir continuamente y que se desgasta con rapidez. Por ello, y siendo conscientes del ineludible anacronismo, debemos buscar otras alternativas que resulten útiles, accesibles, y parecidas a la evidencia.


Madera
Para la construcción de estos escudos, lo más común en todo el mundo es que se utilice madera contrachapada (triplex, como es llamado en Colombia), debido a su cómodo precio, facilidad de encontrar y resistencia. Mientras que en EEUU y Europa se utiliza contrachapado de maderas como fresno, nogal, abedul, o carya (hickory), éstas son casi imposibles de encontrar en Latinoamérica. Por lo general, en nuestros países solo se consigue contrachapado de pino u ocume.

Habiendo utilizado ambos tipos de madera, recomiendo el pino, muy por encima del ocume, pues éste último, aunque más liviano, es mucho menos resistente. Ahora bien, en cuanto al grosor de la madera, he experimentado que lo óptimo es hacerse con contrachapado de entre 6 a 9 mm de espesor. Aquí el recreador debe hacer su elección teniendo en cuenta el peso que desea para su escudo y el tipo de entrenamiento al que estará sometido. Aunque la diferencia de grosor parece poca, cuando se traduce en peso es algo considerable. Un escudo de 6 mm de grosor fabricado en contrachapado de pino es más que suficiente para rendir de manera excelente en estilos como el western, y aceptablemente en Eastern o Huskarl, dependiendo de la intensidad y el uso que el guerrero haga de él (esto es, si desvía los golpes o los absorbe por completo con el escudo), por un tiempo, como mínimo, de 1 año, aunque he tenido escudos de este grosor que han durado mucho más, aunque, obviamente, con algunos daños. Por su parte, los escudos de 9 mm tienen una durabilidad muchísima mayor, de varios años, aunque su peso aumenta considerablemente, sin llegar a ser inutilizable o contraproducente para la salud del guerrero. Así pues, pueden hacerse escudos de 6 mm que les permita tener un combate más ligero y descansado, aunque tendrán que reponerlo en menos tiempo, o uno de 9 mm, mucho más resistente, aunque también más exigente a nivel físico. Yo por mi parte tengo uno de 6 para cuando practico western y uno de 9 para las sesiones de Eastern, aunque el primero lo he utilizado también para los otros estilos.

Los escudos de más de 9 mm de grosor, como algunos que he visto y cargado de 12 y hasta 15 mm, son, en mi opinión, algo no solo más anacrónico, pues los originales pocas veces llegaron a ser tan gruesos, sino contraproducente para la salud física de su portador y para su velocidad y desempeño en combate.
Escudo fabricado en contrachapado de pino de 6 mm de espesor. Tiene un poco más de un año de fabricación y constante uso, y como puede apreciarse, solo tiene unos daños menores. Ha sido utilizado para diferentes estilos, como Western, Eastern y Huskarl.
Recubrimiento y borde
Para cubrir la parte frontal del escudo se utilizan dos capas de tela. Por lo general, y buscando una mayor similitud con los hallazgos históricos, se usa lino, aunque la verdad yo prefiero utilizar lienzo o liencillo por su menor costo y mayor resistencia. Es importante recordar que las capas de tela deben pegarse con las hebras en direcciones contrarias para dar una mejor protección a la madera. Como pegamento, lo mejor es usar cola blanca (colbón) combinado con algo de agua y repartirlo uniformemente con una brocha. La tela debe estirarse al máximo y tras ponerla encima del escudo, quitar las burbujas de aire y las arrugas con las manos o una regla. También es buena idea cubrir la parte trasera del escudo con al menos una capa de tela para mayor durabilidad.

Para el borde, el mejor cuero que se puede utilizar es el que se conoce como rawhide, en inglés. En Colombia lo he conseguido con el nombre de retobo. Si hallarlo es imposible, la otra opción es usar huesos de juguete para perros, los cuales están hechos de un cuero bastante similar. Tras sumergirlo en agua caliente durante un buen rato, se fija al borde con ganchos o pinzas y se deja secar durante 24 horas aproximadamente para que vuelva a endurecerse y tome la forma deseada. Luego se hacen agujeros con un taladro y se procede a coser. El tipo de hilo idóneo para esto es el tendón artificial, aunque dado su dificultad para comprarlo en Latinoamérica, la mejor opción después de esta es hilo encerado.

La gran ventaja del retobo-rawhide está en su dureza y el nivel de protección que ofrece al borde del escudo sumando un peso mínimo, en comparación a otro tipo de cueros como cuello o vaqueta. Además, si la madera del escudo está en muy mal estado y se planee fabricar otro, puede removerse el borde y utilizarlo en el nuevo.
Proceso de fijamiento del cuero al borde del escudo utilizando ganchos.

Umbo
Los umbos deben estar fabricados como mínimo en hierro de calibre 14, aunque mi recomendación es que sean de calibre 12 para más durabilidad y seguridad. Una buena medida para el tamaño de los umbos es de aproximadamente 17-18 cm de diámetro y una profundidad de 7.5 a 8 cm. Estas medidas están pensadas para que, si el guerrero lo desea, pueda utilizar un guante de combate en la mano que sostiene el escudo. En lo personal, yo solo uso un sencillo guante de cuero para mejor agarre y evitar peladuras en los nudillos.

Los umbos que utilizo, y que recomiendo ciegamente, son todos comprados a Thorlak's Armoury. Son de excelente calidad y a un muy buen precio.

Manija
Para las manijas utilizo un sencillo listón de pino de 4 cm de ancho y 2 cm de espesor, y cortado a la longitud del diámetro del escudo, aproximadamente, pues esto último da mayor resistencia al escudo. En la parte donde se agarra, adelgazo y moldeo la forma con una escofina y un bisturí para que sea lo más cómoda posible.

Recomiendo especialmente colocar la manija de forma que las vetas de la madera del escudo queden en diagonal cuando se agarre. Esto aumenta significativamente la vida útil del escudo.

Pintura, decoraciones y acabados
La pintura que recomiendo son los acrílicos, pues son económicos, fáciles de conseguir, pintan muy bien y sellan la tela para proteger el escudo de las inclemencias del clima. Otras personas utilizan pintura en aerosol, aunque personalmente nunca he intentado con estos.

En la parte trasera, en caso de no haber puesto una capa de tela, es bueno dar un recubrimiento con aceite de linaza o con algún barniz mate para proteger la madera.


Si se desea, puede añadirse una correa de cuero para poder colgarse el escudo al hombro. 

18 de mayo de 2017

Opinions about Viking reenactment combat: target zones

In this short post I want to talk about a topic of which I have spoken with some friends in search for a broader debate with different opinions. The subject is about the target zones in Viking reenactment combat, and more specific, about the use of the upper arms as a valid target for swords and axes, and the thighs for the spears.


In some of the most famous Viking reenactment festivals, such as Trelleborg and Moesgaard, and inside many groups, when they are fighting in Western Style, the target areas are the torso and the thighs. You can make cuts with swords and hits with the axes in any part of this area, but the thrusts (with any weapon) are only allowed in the torso (from crotch height).

Valid target area in traditional Western style fighting

Personally, and not matter how much I have asked, I cannot understand the reasons for not using the upper arms as a valid target area. In my opinion, this makes the combat less realistic, especially considering that in one handed weapon and shield combat this was one of the most attacked parts of the body, according to the archeological evidence from the Middle Ages (see here). 

Sword and shield strike locations
Besides this, I think that it also makes the fights more dangerous because the hits are (necessarily) closer to the face. I understand that stabs cannot be allowed in these parts because they could cause serious muscle damage, but I do not see a real good reason for not counting the hits and cuts with swords and axes. Usually, some people say that fighting without upper arms makes you more accurate, but I think that you can be accurate even fighting with these targets. Practicing without counting these zones can be a good training exercise in order to put some stress on the combatant and work on focus hits, but in festivals, especially in those that involve hundreds of warriors fighting at the same, it does not only make it less realistic, but more dangerous because, in addition to the adrenaline that goes up, it is an impossible task for the organizers to check that every participant have the right training for hitting the opponents in the shoulders without risk.

In regards of the valid zones to hit with the spears, I cannot understand either why the thighs are not a target area. My opinion is based in the same reasons that were exposed before, specially the one that says that it is a much less realistic fight. I do not know why you can stab someone in the ribs or the pelvis but not in the thighs, a place with much more resistance than those.

This short text is written with the intention of creating a debate to improve the fighting in Viking reenactment groups and festivals, considering both safety and realism at the same time. 

9 de abril de 2017

Pictorical evidence of padded armour

Note: Since I consider that this topic has been on recent discussions around the Viking and Early Middle Age reenactment scene, I’ve decided to write this in English. I apologize if there are some mistakes in the redaction. 



This text is inspired by the article made by Tomáš Vlasatý about the use of padded armour under chainmail during the early Middle Ages (You can read the English translation here). This has been a very problematic aspect inside the Viking reenactment world, since there’s no written or archeological evidence of this kind of protection, so people doesn’t know what to use under their chainmails and try to find solutions that are not very historical accurate. One of these solutions has been to wear fabric gambesons of different styles (with lineal or rhomboid sewing) filled with cotton, horse hair, wool, blankets, or some other kind of materials, in spite of knowing that this kind of armour just began to be commonly used in the middle of the 13th century, that is, almost 200 years after the end of the Viking Age. The organizers of festivals have no paid too much attention to this, since they say that there are no sources, so everything can be possible. 

Nevertheless, I share Vlasatý’s opinion that says that “The goal that we reenactors should achieve is the least disturbing look that is in accordance with what we can see or read in sources”, coupled with the fact that I personally believe that a large number of reenactors does not make a rigorous research and usually just copy what they see from other groups.

In the cited article, the author uses some references from the Sagas, as well as some tracks from pictorial sources. What I pretend to do in this humble text is to complement with some other pictorial sources that I’ve recently discovered. I am aware that many of them are not from the Early Middle Age or from territories of Viking influence. Even so, I have included them because they present a good approach to the use of undermail armour, being this a common problem in all the early medieval societies.


**********

Manuscript: BNF Latin 6 (1) Biblia Sancti Petri Rodensis (Roda Bible), folio 99v.
Dating: 1050-1100 AD
From: Catalonia, Spain
Observations: The soldier with the spear and helmet, and one of the death soldiers seems to have nothing else than their tunics under the chainmail.
Manuscript: Cambridge MS R.17.1 Eadwine Psalter, folio 248r.
Dating: 1150 AD
From: Canterbury, England.
Observations: All the soldiers with chainmails seems to have nothing else than their tunics under the chainmails.

Manuscript: Cambridge MS R.17.1 Eadwine Psalter, folio 27v.
Dating: 1150 AD
From: Canterbury, England.
Observations: Just a tunic under chainmail.
Manuscript: Le Mans BM MS.263 Naturalis Historia, folio 10v.
Dating: 1150 AD
From: France
Observations: Just a tunic under chainmail (left).





Manuscript: BL Cotton MS Nero C IV St. Swithun Psalter (Winchester Psalter), folio 14r.
Dating: 1150 AD
From: Winchester, England
Observations: Just a tunic under chainmail (left and center).




Manuscript: BL Harley 2889 The Siegburg Lectionary, folio 41r.
Dating: 1125-1150 AD
From: Siegburg, Germany.
Observations: Just a tunic under chainmail (right)



Manuscript: DBH MS St. Godehard 1 St. Albans Psalter, folio 42.
Dating: 1120-1145 AD
From: St. Albans, England.
Observations: A soldier seems to have two tunics under chainmail (left).








Manuscript: BNF Latin 6 (3) Biblia Sancti Petri Rodensis (Roda Bible), folio 145r.
Dating: 1050-1100 AD
From: Catalonia, Spain.
Observations: Just a tunic under chainmail (top right and left).





Manuscript: Walters W.30 Gloss on Lamentations of Jeremiah, folio 3r.
Dating: 1150-1200 AD
From: Austria.
Observations: Just a tunic under chainmail (left).




Manuscript: Cambrai BM MS.528 Homiliaire, folio 61v.
Dating: 1101-1200 AD
From: France.
Observations: Just a tunic under chainmail. The golden rim could be an ornament for the chainmail or maybe another tunic (left and center).
Manuscript: BL Additional 17738 The Floreffe Bible, folio 179v.
Dating: 1170 AD
From: Floreffe, Belgium.
Observations: Just a tunic under chainmail (center).

Manuscript: BL Harley 2895 Charité-sur-Loire Psalter
Dating: 1175-1200 AD
From: France.
Observations: Just a tunic under chainmail (left).
Manuscript: BL Yates Thompson 2 Collectar, folio 37r.
Dating: 1175-1200 AD
From: Ottobeuren, Germany.
Observations: Just a tunic under chainmail.
Manuscript: UBEN H62/Ms1 Gumbertus Bibel, folio 268v.
Dating: 1175-1195 AD
From: Regensburg, Germany.
Observations: Just a tunic under chainmail (left).
Manuscript: Getty MS. 64 Stammheim Misal, folio 92r.
Dating: 1175 AD
From: Hildesheim, Germany.
Observations: Just a tunic under chainmail.
Manuscript: Musée Condé MS.9 Ingeborg Psalter.
Dating: 1195 AD
From: North France.
Observations: Just a tunic under chainmail (left and right).
Manuscript: BL Cotton MS Titus D XVI Psychomachia, folio 26v.
Dating: 1120 AD
From: St. Albans, England.
Observations: Just a tunic under chainmail (center). It's important to note that the woman who is thrusting is not using too much force, reinforcing the idea of using just tunic/s under armour.

Manuscript: BL Royal 12 F XIII The Rochester Bestiary, folio 16.
Dating: 1225-1250 AD
From: South East, England.
Observations: Just a tunic under chainmail (left).

Manuscript: Morgan M.739 Book of Hours, folio 149r.
Dating: 1204-1219 AD
From: Bamberg, Germany.
Observations: Just a tunic under chainmail.
Manuscript: Morgan M.739 Book of Hours, folio 24v.
Dating: 1204-1219 AD
From: Bamberg, Germany.
Observations: Just a tunic under chainmail.
Manuscript: BNF Latin 7330 Liber Astrologiae, folio 12v.
Dating: 1225-1250 AD
From: Sicily, Italy.
Observations: Just a tunic under chainmail.





Manuscript: BNF Arsenal 1186 Psalter of St. Louis and Blanche of Castile, folio 77r.
Dating: 1225 AD
From: Paris, France.
Observations: Just a tunic under chainmail (right).







About the interpretation of images

Some people might say that these images are not a very accurate source since they were made by monks that were not involved in the military sphere, and/or that didn't paid too much attention to this kind of details. I don't share this opinion. First of all, it is false that the monks were not part of the military world in the middle ages. We just have to remember that the first fencing treatise (Walpurgis Fechtbuch - MS I.33, wrote in the 1320s) was made by a priest and keeped by Franconian monks until the 1500s. Besides, some of these men dedicated their lives to this kind of activity (making illuminated manuscripts), so their level of detailing is beyond questions. Nevertheless, if you want more evidence, we will see that these monks took the time to paint even the minor details of padding armour used under the chainmail, allowing us to ensure that if they painted soldiers using just tunics under armour, it's because it was really used that way.

Manuscript: UBH Cod. Pal. germ. 848 Codex Manesse, folio 229v.
Dating: 1300-1340 AD.
From: Zürich, Switzerland
Observations: Lineal sewed gambesons under chainmail (bottom). You can compare it with the ones used by the defenders.






Manuscript: UBH Cod. Pal. germ. 848 Codex Manesse, folio 359r.
Dating: 1300-1340 AD.
From: Zürich, Switzerland
Observations: Lineal sewed gambeson weared under the tabard (left).








Manuscript: UBK 2º MS. poet. et roman. 1 Willehalm-Kodex, folio 5r.
Dating: 1334 AD.
From: Frankfurt, Germany
Observations: Lineal sewed gambeson under chainmail.








Manuscript: Bib. Ste. Genevieve MS.777 Decades, folio 189v.
Dating: 1370 AD.
From: Paris, France.
Observations: Lineal sewed gambeson under chainmail (left).



Manuscript: Arras BM 845 Roman de la Rose, folio 208.
Dating: 1350-1400 AD.
From: France
Observations: Lineal sewed gambeson under chainmail (left).




The beautiful and well known Maciejowski Bible also provides some good and interesting evidence. As you will see, many of the soldiers are shown using chainmails and gambesons (separately). However there are some examples that show that even in times where the gambeson was already popular in the medieval armies, some soldiers still used just tunics as padding for their chainmails. 

Manuscript: Morgan M.638 Maciejowski Bible, folio 3.
Dating: 1244-1254 AD.
From: Paris, France
Observations: A soldier is putting on his chainmail using just a tunic under it (right).


Manuscript: Morgan M.638 Maciejowski Bible, folio 28.
Dating: 1244-1254 AD.
From: Paris, France
Observations: A soldier is removing his chainmail and is using just two tunics -red and blue- under it (center).

Manuscript: Morgan M.638 Maciejowski Bible, folio 35.
Dating: 1244-1254 AD.
From: Paris, France
Observations: Two soldiers remove the chainmail from a fallen king, who was just using a tunic under it.







Manuscript: Morgan M.638 Maciejowski Bible, folio 35.
Dating: 1244-1254 AD.
From: Paris, France
Observations: A soldier holds the helmet and chainmail from a fallen king, who was just using a tunic under it (center).






Manuscript: Morgan M.638 Maciejowski Bible, folio 35.
Dating: 1244-1254 AD.
From: Paris, France
Observations: Some soldiers are just using a tunic under their chainmails (left and right).








Conclusions

Due to the lack of evidence of padded armour for the Viking Age period we have to rely on the pictorical evidence of other early medieval societies (some of them who had direct contact with Scandinavia) that also used chainmails as part of their fighting gear. Based on that, we can dare to say that the common custom was to use various tunics under the chainmail. It looks that this would provide enought padding to hold the hits from different weapons during battles. 

Considering the evidence, some reenactors have started looking for alternatives that are more historical accurate that the use of a gambeson, at least for viking-early medieval reenactment. For what I've seen, some of them have decided to use two thick woolen tunics or a leather one under their armour. In their oppinion, the level of protection it provides it's more than enough to satisfy the safety standarts withouth using anachronichistic gear. 


Igor Górewicz / Drużyna Grodu Trzyglowa
Tomáš Vlasatý / Marobud

David Kilbourn / Texas Jomsborgelag

Clinton Dale / Texas Jomsborgelag, and Jon Reinhardt Husvegg