3 de enero de 2016

Armadura lamellar en la Escandinavia vikinga

La presente es una traducción autorizada de un artículo publicado por Tomas Vlasaty, colega historiador y recreador histórico, acerca del uso de la armadura lamellar en Escandinavia durante la Era Vikinga, específicamente durante los siglos X y XI d.C. Me he tomado la libertad de modificar algunas frases para lograr una lectura mucho más fluida y amena. Reconozco que la traducción puede tener varios errores, debido especialmente a que el artículo original está en checo y me he tenido que valer de la ayuda de algunos programas de traducción. Sin embargo, debido a la gran importancia del tema, sobre todo en el ámbito de la recreación histórica vikinga latinoamericana, me ha parecido fundamental realizar un intento por dar a conocer información mucho más precisa sobre un factor en el que he visto fallar a muchos grupos y personas.

El artículo original puede encontrarse en el link: http://sagy.vikingove.cz/lamelove-zbroje-ze-snackgarde/

Recomiendo la lectura de los demás textos de la página, especialmente por el rigor investigativo con el que se han realizado.

*************************************

¿Armadura lamellar de Snäckgärde?

Reconstrucción de un guerrero de Birka. Tomado de Hjardar-Vike 2011: 347
Las preguntas sobre el uso de armaduras lamellar son muy populares tanto entre los estudiosos profesionales como entre los recreadores. Yo mismo he tenido que lidiar con esta cuestión varias veces, por lo que me decidí a recopilar bibliografía sobre el tema. Lo que más me sorprendió fue que desconocía por completo los hallazgos de Snäckgärde (Visby, Gotland), los cuales, a pesar de no haber sobrevivido hasta nuestros días, fueron descritos por el sacerdote Nils Johan Ekdahl (1799-1870), quien es considerado como uno de los primeros arqueólogos científicos.

Los hallazgos de Snäckgärde son bastante desconocidos por haberse encontrado hace poco menos de 200 años y por haberse perdido. Lo que se ha escrito con respecto a este tema es poco accesible, además de que los investigadores que no son suecos pocas veces lao conocen. Todo lo que pude averiguar es que en 1824 fueron examinadas cuatro tumbas con esqueletos en Snäckgärde (Visby, Land Nord; SHM 484), siendo probablemente las más interesantes las tumbas 2 y 4 (Carlsson  1988: 245; Thunmark-Nylen 2006 : 318):

Tumba No. 2: Tumba con esqueleto orientada en dirección JS, acompañada de algunas piedras esféricas. El equipo funerario consistía de un hacha de hierro, un anillo ubicado en el área de la cintura, dos cuentas opacas en el cuello, y “algunas piezas de armadura sobre el pecho” (något fanns kvar and pansaret på bröstet).

Tumba No. 4: Tumba con esqueleto orientada en dirección ZV; túmulo esférico con una altura de 0.9 m y hundida en el tope. Dentro de ella se encuentra un ataúd de piedra caliza que mide 3 x 3 m (¿?). En el hombro derecho del difunto se encontró una hebilla-anillo. Al nivel de la cintura fue hallado un anillo de su cinturón. Otra parte del equipo consistía en un hacha y “variada armadura de escamas” (Nagra pansarfjäll), ubicada en su pecho.

A juzgar por los bienes funerarios, se puede asumir que los túmulos corresponden a dos hombres que fueron enterrados con armadura. Por supuesto, no podemos decir con certeza qué tipo de armadura era, pero aparenta ser una armadura lamellar, sobre todo por las analogías que presenta con otros hallazgos (Thunmark-Nylen 2006: 318). Datarlas es algo problemático. Lena Nylen Thunmark trató de hacerlo en sus publicaciones sobre la Gotland vikinga. En ellas, dató las tumbas como pertenecientes al período vikingo debido a las características de las hebillas y los cinturones. Sin embargo, los hallazgos que parecen ser más importantes para este tema son las hachas. La hallada en la tumba número 2 (que a juzgar por los dibujos de Ekdahl, parece ser un hacha de dos manos-danesa), fue datada entre finales del siglo X d.C. y comienzos del XI d.C. (ver: http://sagy.vikingove.cz/nekolik-poznamek-k-pouzivani-sirokych-seker/). La perteneciente a la tumba número 4 estaba recubierta de bronce. Ambas características de las hachas son similares a otros ejemplares del siglo XI d.C., por lo que podemos suponer que las tumbas pertenecen a este período, a pesar de que haya algunas variaciones en la estructura y orientación de las tumbas (ver: http://sagy.vikingove.cz/hrob-langeid-8/).

Hasta el momento solo tenemos conocimiento de una armadura lamellar –o de sus fragmentos– en toda Escandinavia, la cual fue hallada en Birka, Suecia (ver Thordeman 1939: 268; Stjerna 2001; Stjerna 2004; Hedenstierna-Jonson 2006: 55, 58; Hjardar - Vike 2011: 193- 195; Dawson 2013 y otros). Las piezas estaban dispersas por toda la guarnición, sumando un total de 720 unidades (de las cuales solo 267 han sido analizadas hasta el momento). Del material analizado se han identificado ocho tipos de piezas, las cuales servían para proteger varias partes del cuerpo. Se puede suponer que la armadura de Birka protegía el pecho, la espalda, los hombros, el abdomen, y las piernas hasta la altura de la rodilla (Stjerna 2004: 31). La armadura está datada hacia la primera mitad del siglo X d.C. (Stjerna 2004: 31). Los investigadores coinciden en que el origen nómada de esta armadura puede deberse a la cercanía de Birka con algunas regiones del Báltico que tenían contacto con el Medio Este (eg.  Dawson 2002;  Gorelik, 2002: 145;  Stjerna 2004: 31). En oposición parcial a esta visión tradicional, Dawson (2013) opina que la armadura ha sido mal interpretada, arguyendo que solo tres de los ocho tipos de piezas encontradas corresponden realmente a partes de armadura, con lo que concluye que, siendo así, la cantidad de piezas halladas en Birka no alcanzarían ni para cubrir la mitad del torso, siendo el resto piezas de chatarra. Para mí, sin embargo, me parece que este autor falla al no haber considerado las armaduras livianas de Snäckgärde, lo que lo pudo haber llevado a conclusiones precipitadas. 

Salón con los hallazgos de anillas y piezas de lamellar. Tomado de Ehlton 2003: 16, Fig. 18.
Creado por Kjell Persson.
Se han realizado variados hallazgos de este tipo de piezas en territorios pertenecientes a los Rus, datados entre los siglos IX y X d.C., siendo algunas de ellas de importación oriental, como las de Birka (conversación personal con Sergei Cain's; ver Kirpičnikov 1971 14 – 20). Por ejemplo, este año se realizaron algunos hallazgos en Rusia, específicamente en los antiguos poblados de Novgorod y Gnezdovo. El material ruso de este tipo datado entre los siglos XI y XII d.C. es mucho más abundante, incluyendo aproximadamente 270 hallazgos (ver  Medvedev in 1959; Kirpičnikov 1971 14 20), siendo importante anotar que hasta la segunda mitad del siglo XIII d.C., el número de fragmentos de anillas de malla son cuatro veces mayores que los de lamellar, apuntando a que la malla era el tipo predominante de armadura en el antiguo territorio ruso (Kirpičnikov 1971: 15). Se puede suponer que las armaduras lamellares de la antigua Rusia del período vikingo procedían del Imperio Bizantino, en donde, debido a su sencillo diseño y a su bajo costo, fueron el tipo de armadura predominante durante el siglo X d.C. (Bugarski 2005: 171).

Reconstrucción de la armadura de Birka, basada en la armadura de Balyk-Sook. Tomado de Hjardar - Vike 2011: 195

Nota para los recreadores:

Las armaduras lamellar se han vuelto muy populares entre los recreadores históricos. Tanto es así que en algunos festivales y batallas éstas llegan a constituir el 50% (o más) de las armaduras utilizadas. Los principales argumentos expuestos para su uso son:

-         -  Menor costo de producción
-         -  Más resistencia
-          - Manufactura más rápida
-          - Se ve genial

Si bien estos argumentos son entendibles, siguen siendo totalmente insuficientes para contradecir que la armadura lamellar NO es correcta para realizar recreación de los antiguos hombres del Norte de la Era Vikinga. El argumento de que este tipo de armaduras era utilizado en la Rus de Kiev, puede ser contradicho con que, incluso en los tiempos de la mayor expansión del lamellar en Russia, el número de armadura de malla (cotas) cuadruplicaba a las anteriores, además de que las primeras eran importadas. Si nos apegamos a la idea básica de que la recreación debe estar basada en la reconstrucción de objetos típicos, debemos entonces ser claros con que la armadura lamellar es solo apta para la recreación de grupos étnicos nómadas y ejércitos bizantinos. Obviamente, lo mismo aplica para las armaduras lamellar de cuero.

Ejemplo de una armadura lamellar correctamente recreada. Viktor Kralin.
Por otra parte, los hallazgos de Birka y Snäckgärde sugieren que en la región oriental de Escandinavia pudo haber una recepción de este tipo de armaduras. Sin embargo, antes de cualquier conclusión, hay que tomar en consideración que Birka y Gotland eran territorios de tránsito de grandes masas de personas provenientes de lejanos lugares, particularmente de Europa Oriental y de Bizancio. Esta es también la razón por la cual podemos encontrar artefactos de origen oriental en estos lugares, los cuales jamás fueron utilizados por los demás escandinavos. En cierto modo, es extraño que no se hayan realizado más hallazgos similares en estas áreas, especialmente correspondientes al período del dominio bizantino. Sin embargo, esto no quiere decir que las armaduras lamellar hayan sido frecuentes en esta área, todo lo contrario: este tipo de armaduras se encuentra casi aislada de la tradición guerrera nórdica. Por otro lado, la armadura de malla, como sucede en la antigua Rusia, sí que puede ser identificada como la forma de armadura predominante en Escandinavia durante la Era Vikinga. Esto puede comprobarse incluso con la comparación de los hallazgos de anillas y piezas de lamellar en la propia Birka (Ehlton, 2003). Con respecto a la producción de armadura lamellar en territorio escandinavo y ruso, no existe ninguna evidencia que demuestre que se realizaba.

Para incluir armadura lamellar en la recreación vikinga debe cumplirse con:

-         -  Únicamente hacer reconstrucción de las regiones del Báltico y Rusia.
-         -  Permitir un uso limitado (por ejemplo, 1 armadura por grupo o 1 por cada 4 cotas de malla).
-          - Solo utilizar piezas de metal. Nada de cuero.
-        - Las formas de las piezas utilizadas deben corresponder con los hallazgos de Birka (en algunos casos se ha visto que se utilizan modelos de Visby, siendo esto un error).
-         -  No combinarla con elementos escandinavos (hebillas, cinturones, ropajes, etc.)

La armadura debe verse como la original y debe estar acompañada de las demás partes del traje. Si nos encontráramos en un debate entre dos posturas cerradas de “SI utilizar armadura lamellar”, y “NO utilizar armadura lamellar”, saltándonos la posibilidad de “SI, PERO (con los argumentos mencionados)”, optaría entonces por la opción de NO. ¿Ustedes qué opinan?
______________________________________________________________________

Bibliografía:

Bugarski, Ivan (2005). A Contribution to the study of lamellar armors. In:schlockmeister 55, 161-179. Online: http://www.doiserbia.nb.rs/img/doi/0350-0241/2005/0350-02410555161B.pdf.

Carlsson, Anders (1988). Penannular Brooches from Viking Period Gotland,Stockholm.

Ehlton, Fredrik (2003). Ringväv från Birkas Garnison, Stockholm [college work].Online: http://www.erikds.com/pdf/tmrs_pdf_19.pdf.

Dawson, Timothy (2002). Suntagma hoplon: The Equipment of Byzantine Regular Troops, c. 950 to c. 1204. In: D. Nicolle (ed.). Companion to Medieval Arms and Armour, Woodbridge, 81-90.

Dawson, Timothy (2013). A rmour Never Wearies: Scale and lamellar Armour in the West, from the Bronze Age to the 19th Century, Stroud.

Gorelik, Michael (2002). Arms and armor in south-eastern Europe in the second half of the first millennium AD. In: D. Nicolle (ed.). Companion to Medieval Arms and Armour, Woodbridge, 127-147.

Hedenstierna-Jonson, Charlotte (2006). The Birka Warrior - the material culture of a martial society, Stockholm [PhD thesis]. Online: http://su.diva-portal.org/smash/get/diva2:189759/FULLTEXT01.pdf.

Kirpičnikov, Anatoly N. (1971). Древнерусское оружие. Вып. 3rd Доспех, комплекс боевых средств IX-XIII вв, Moscow.

Medvedev, Аlexandr F. (1959) К истории пластинчатого доспеха на Руси //Советская археология, № 2, 119-134. Online: http://swordmaster.org/2010/05/10/af-medvedev-k-istorii-plastinchatogo-dospexa-na.html.

Stjerna, Niklas (2001). Birkas Krigar och Deras utrustning. In: Michael Olausson (ed.). Birkas Krigar, Stockholm, 39-45.

Stjerna, Niklas (2004). En stäppnomadisk rustning från Birka. In: Fornvännen 99: 1, 28-32. Online: http://samla.raa.se/xmlui/bitstream/handle/raa/3065/2004_027.pdf?sequence=1.Czech:  http://livinghistory.cz/node/370.

Stjerna, Niklas. (2007). Viking-age seaxes in Uppland and Västmanland: craft production and eastern connections. In: U. ​​Fransson (ed). Cultural Interaction Between East and West, Stockholm, 243-249.

Thunmark-Nylen, Lena  (2006). Die Wikingerzeit Gotlands III: 1-2: Text,Stockholm.

1 comentario: